Una conexión especial: Joaquín Ureña y su hormigonera Arocs

Reportaje

¿Desarrollo urbanístico? ¡Hormigón!

Viviendas, carreteras, residencias para la tercera edad... Sin hormigón, ninguna de estas cosas existiría. Joaquín Ureña suministra hormigón fresco en la provincia de Jaén con un Arocs 3336.

Joaquín procede de Escañuela (Jaén) y tiene 15 años de experiencia en el transporte para el sector de la construcción.

«El trabajo en el transporte para el sector de la construcción me hace sentir útil. Los resultados se hacen patentes con mucha rapidez».

– Joaquín Ureña, conductor de Hijos de Antonio Ciríaco de Torredelcampo


Cuando va de paseo por el bulevar de Jaén, el rostro de Joaquín Ureña resplandece. Allí suministró el hormigón necesario para construir las 60 viviendas y una residencia de la tercera edad.

La misma reacción le provoca observar la JA 3308, la carretera que une el Monte Lope Álvarez con Martos. El hormigón que entregó se utilizó en la ampliación de la infraestructura de la carretera y de desagüe.

«Estoy muy orgulloso de poder contribuir al desarrollo de la provincia de Jaén», dice convencido. El conductor oriundo de Escañuela (Jaén) tiene 15 años de experiencia en el transporte para el sector de la construcción. Los últimos doce años ha trabajado para la empresa Hijos de Antonio Ciríaco con sede en Torredelcampo (Jaén). A penas 25 kilómetros separan su hogar de la sede de la empresa especializada en movimiento de tierras y producción y suministro de hormigón.


El hormigón hace todo posible.

«El trabajo en el transporte para el sector de la construcción me hace sentir útil. Los resultados se hacen patentes con mucha rapidez», nos explica. Por ejemplo: Donde antes tan solo se veía un terreno, ahora hay un montón de edificios rascando el cielo. Donde recientemente solo había un camino mal afirmado, ahora hay una carretera perfectamente asfaltada. «El hormigón hace que todo ello sea posible», afirma. Joaquín no solo transporta hormigón, sino también los áridos con el que se produce. también. «Es increíble cómo una sencilla mezcla de arena, cemento y agua con los correspondientes aditivos produce un material tan resistente y duradero».



Crecimiento de superficie habitable.

El conductor en consciente de la responsabilidad que entraña conducir una hormigonera: «El hormigón es un producto muy delicado», explica. El hormigón comienza a endurecer en tan solo una hora y media después de ser mezclado. «Los plazos de entrega deben respetarse al milímetro», asegura. Recientemente, la empresa adquirió un Arocs 3336 6x4 con 7 metros cúbicos de capacidad de carga. «Imbatible en términos de confort, seguridad y potencia» afirma Joaquín. «En la obra se necesitan camiones 100% robustos y resistentes», explica. En su opinión, detalles como la rejilla protectora de acero para los faros delanteros constituyen la diferencia. Joaquín alaba los claros signos de recuperación económica en el sector de la construcción de la provincia de Jaén, que se hacen patentes especialmente en el sector de la construcción de viviendas. Cada vez más gente se muda al extrarradio o invierte allí en una segunda vivienda. De este modo, en poblaciones como Torredelcampo –a once kilómetros de la capital de Jaén– ha aumentado en los últimos años tanto la densidad de la población como la superficie habitable en un 15%.


La nueva hormigonera de Joaquín basada en el Arocs 3336 6x4 tiene 7 metros cúbicos de capacidad de carga.

Provincia en auge.

El precio más barato de la vida fuera de la ciudad aporta una mejor calidad de vida. Cada vez se construyen más casas con piscina en el extrarradio. Joaquín lo sabe de primera mano, ya que transporta, cada vez con más frecuencia, mayores cantidades de hormigón proyectado. «Con él se consigue un mejor efecto aislante y una mayor impermeabilidad», nos explica. La provincia está en auge: en 2017 se añadirá un 2,4 por ciento. Actualmente, Joaquín suministra hormigón a diario para la construcción del centro comercial más grande de Jaén, el Jaén Plaza. «Cuando esté acabado y vaya allí con mi mujer y mi hija a comprar o al cine, podré decir con orgullo: yo he construido una parte de esto».



Fotos: Begoña Tremps

5 comentarios