Salimos a la carretera en el Actros con el transportista Georg Hegelmann

Economía & Logística

Enorme en Europa.

El Grupo Hegelmann es uno de los actores principales en el segmento europeo de transportes exprés. Georg Hegelmann, fundador de la empresa, volvió a sentarse al volante para RoadStars.

En cualquier momento y lugar. El D914 pasa por el Fuerte San Telmo dirección Norte.

El teléfono móvil en la bandeja portaobjetos del Actros ya ha sonado varias veces, pero Georg Hegelmann no ha atendido ninguna de las llamadas. Quien quiera que sea tendrá que esperar hasta la próxima pausa. Georg Hegelmann es un hombre muy solicitado —siempre hay alguien que necesita hablar con él para recabar alguna información, proponer una oferta o pedir asesoramiento. En estos días, sin embargo, Hegelmann quiere concentrarse en una sola cosa: en conducir un camión. Como antes.

Este empresario de 59 años es uno de los fundadores de Hegelmann Group, con sede en Karlsdorf-Neuthard, en las cercanías de la ciudad de Karlsruhe. En 1998, el año de su fundación, la empresa estaba constituida por él, su hermano y un camión usado. “Teníamos mucho trabajo. Desde el salón de nuestra casa organizábamos el tráfico y la contabilidad”.



En la actualidad, la empresa cuenta con 19 delegaciones y 2 500 colaboradores en toda Europa; sus actividades las realiza con una flota de 2 000 camiones para transportes estándar, especiales y non stop. En 2017, la facturación de la empresa ascendió a 300 millones de euros.


Agente internacional.
Agente internacional.
Cada uno de los Actros de la firma lleva el dispositivo de peaje correspondiente a cada país.
Cada uno de los Actros de la firma lleva el dispositivo de peaje correspondiente a cada país.
Casi todos los empleados de la primera hora aún están allí.
Casi todos los empleados de la primera hora aún están allí.

En cabina.

En realidad, Georg Hegelmann ya no conduce más, pero para RoadStars accedió a sentarse una vez más al volante. “Me encanta conducir. Además, quería aprovechar la oportunidad de volver a esta región tan bella de Europa”, dice el empresario mientras conduce el Actros 1845 de color blanco ártico por la Autopista del Mediterráneo.

En realidad, el lugar de trabajo de este emprendedor de 59 años es su oficina en la sede de la empresa en Karlsdorf-Neuthard. Su hijo Siegfried y su sobrino Anton ya se han hecho cargo de la gerencia, pero: “Para mí sigue habiendo mucho que hacer”, dice señalando su teléfono móvil que continúa recibiendo llamadas y mensajes.

Los últimos cuatro años del grupo empresarial se han caracterizado por una fuerte expansión: nuevas delegaciones en toda Europa, más conductores e importantes inversiones en la flota. Durante los últimos siete años, la firma adquirió 1 000 Actros, este año les seguirán 500 más. Hegelmann dice sonriendo: “Si no hubiéramos crecido tanto en los últimos años, podría haberme retirado de los negocios, tal como tenía planeado”.

El camión se desplaza ahora por la A9 cuesta abajo. Con la palanca del volante, Hegelmann acciona el retardador para frenar el Actros. Su objetivo: una conducción lo más rentable posible. “Conduciendo de manera previsora se puede evitar el uso del pedal de freno”.


“Conduciendo de manera previsora se puede evitar el uso del pedal de freno”.

– El fundador de la empresa, Georg Hegelmann



Poco antes de llegar a Perpiñán aparca el Actros en un área de servicio de la autopista para contestar mensajes y devolver llamadas antes de llegar al centro logístico de Perpiñán y tener que ocuparse de la nueva carga.

Georg Hegelmann se toma tiempo para volver la vista atrás y contarnos la historia de su éxito. Nos muestra fotografías: una foto de grupo del año 2000 con sus hermanos y el equipo de contabilidad. Otra con los primeros conductores que se incorporaron a la firma. 

Todavía recuerda el nombre de cada uno de ellos: “La mayoría aún trabaja para nosotros”. Hegelmann, un alemán de Rusia, llegó a Karlsruhe en 1990 procedente de Kazajistán. Durante la época soviética trabajó de conductor: “En aquel entonces, un transporte de Uzbekistán a Moscú equivalía a 5 000 kilómetros de ruta —solo de ida. En la actualidad, la red de autopistas es mucho más moderna y eficiente”.


“Estamos en condiciones de poner a disposición un camión en casi cualquier sitio. Ese es nuestro fuerte”.

– El fundador de la empresa, Georg Hegelmann


La firma para la que comenzó a trabajar al llegar a Alemania se declaró poco después en quiebra. “Al perder el trabajo me pregunté: ¿Qué hago?” La respuesta no se hizo esperar. “Hice el examen de capacitación profesional para el transporte para poder trabajar como autónomo”.

Durante las semanas de preparación para el examen se puso en contacto con otros conductores y a través de ellos con agentes de carga. Poco a poco fue generando pedidos. “Al principio cometimos muchos errores, pero a partir de determinado momento todo comenzó a funcionar”. Pronto pudieron comprar el segundo camión. La firma se trasladó del salón de su casa a un complejo de oficinas en Bruchsal. La primera delegación fuera de Alemania se abrió en Portugal, luego le sucedió otra en Polonia.


Profesionales en materia de alimentos. El transporte de alimentos es uno de los puntos centrales del grupo Hegelmann desde sus comienzos.
Profesionales en materia de alimentos. El transporte de alimentos es uno de los puntos centrales del grupo Hegelmann desde sus comienzos.
Georg Hegelmann carga naranjas en el centro logístico de Perpiñán mientra charla con sus clientes.
Georg Hegelmann carga naranjas en el centro logístico de Perpiñán mientra charla con sus clientes.

Máxima flexibilidad.

En la actualidad, el Grupo Hegelmann cuenta con una red de delegaciones de gran eficiencia. “Para poder ofrecer en todo momento y en todo lugar soluciones específicas con toda nuestra flota, tenemos que mantener la flexibilidad. Evitamos concentrarnos en un determinado sector o en la ejecución de encargos regulares”, explica el jefe de la empresa. La presencia de vehículos, conductores e infraestructuras en toda Europa es la ventaja competitiva de la empresa: “Estamos en condiciones de poner a disposición un camión en casi cualquier sitio. Ese es nuestro fuerte”. Parte del día a día son los transportes de carga de tiempo crítico para diferentes sectores de la industria, entre ellos el automotriz y el alimentario.

Antes de acceder a la glorieta que lleva al centro logístico, vemos otro Actros de Hegelmann estacionado a un lado de la carretera de acceso a la rotonda. “Seguro que el conductor está en el supermercado”, dice Hegelmann riendo. ¡Cómo si no supiera él lo que necesita un conductor antes de emprender una ruta de larga distancia!


Las delegaciones de Hegelmann.

Veinte años después de su fundación, el Grupo Hegelmann está presente en toda Europa. 19 delegaciones, más de 2000 camiones y 2500 colaboradores permiten que la empresa logística con sede en Karlsdorf-Neuthart pueda reaccionar con la flexibilidad que requieren las cargas de tiempo crítico de clientes de la industria automotriz y alimentaria.


Fotografias: Sebastian Vollmert
Vídeo: Martin Schneider-Lau

8 comentarios