Cisterna con succión: el Actros de Franklin MacDonalds es un vehículo de fabricación especial

Vehículo y tecnología

Un puesto de trabajo hecho a medida.

Franklin MacDonalds transporta en su camión cisterna petróleo y emulsiones. El vehículo especial está basado en un Actros 2543 LS con eje de seguimiento.

En Mourik aprecian mucho los camiones de Mercedes-Benz como base para sus carrocerías propias.

Muchos días, Franklin MacDonalds solo recorre 50 kilómetros con su Actros. A pesar de ello, el vehículo concentra el protagonismo de su trabajo durante toda la jornada. Recibió hace poco su nuevo camión. El Actros es más que un medio de transporte: es el equipo de trabajo de Franklin.

El conductor de 53 años lleva ya 22 trabajando para Mourik. Y le sigue gustando trabajar allí. No es ni mucho menos el único que lo siente así en esta empresa familiar. Muchos de sus colegas llevan ya 25 años o más a bordo.


«Modelo aniversario»: el nuevo Actros de Franklin lleva el número interno de parque móvil 2000.

En la cisterna: petróleo y emulsiones.

Franklin es principalmente el responsable de un cliente con sede en IJmuiden. «Recojo en la fábrica petróleo y emulsiones», explica. Con una bomba de vacío de gran tamaño que hay detrás de la cabina, succiona los líquidos al interior de la gran cisterna. «Cuando el semirremolque de cisterna está lleno, toca ir hasta los grandes tanques de almacenamiento que hay en el recinto. No queda lejos, pero dos veces a la semana también tengo que ir hasta Moerdijk o Weert». Allí se procesa el petróleo. «Entonces, naturalmente, tengo que conducir más. El día se me pasa volando. No hay nadie que me esté controlando y tengo sencillamente un excelente equipo de trabajo», afirma señalando hacia el Actros que tiene detrás. El camión presenta un sistema de pesaje automático que le indica a Franklin exactamente cuándo está completamente llena o vacía la cisterna. Así ahorra tiempo.

Trabajo en una empresa polifacética.

Mourik empezó en su día como una constructora de ámbito local, pero se ha expandido a nivel internacional y ya cuenta con más de 2.000 empleados y filiales en todo el mundo. Sus campos de actuación son diversos: desde la construcción y el acondicionamiento de carreteras nacionales y refuerzos de diques hasta trabajos de limpieza y mantenimiento en fábricas petroquímicas.


Franklin está entusiasmado con su nuevo Actros con carrocería especial.
Franklin está entusiasmado con su nuevo Actros con carrocería especial.
Franklin está entusiasmado con su nuevo Actros con carrocería especial.
Franklin está entusiasmado con su nuevo Actros con carrocería especial.
Detrás de la cabina StreamSpace del 2543 hay espacio suficiente para la gran bomba de vacío.
Detrás de la cabina StreamSpace del 2543 hay espacio suficiente para la gran bomba de vacío.

Carrocerías propias de la empresa.

La empresa también ejerce como fabricante de carrocerías. Franklin: «En Mourik producimos las carrocerías con recursos propios. También en este sentido es una empresa realmente excelente». En Mourik optan a menudo por camiones de Mercedes-Benz, sobre todo porque —como es el caso de Franklin— hace falta montar una carrocería determinada sobre el camión. Mercedes-Benz ofrece lo que en Mourik se cataloga como «vehículos muy fáciles de combinar con una carrocería». A pesar de todo, una de estas carrocerías suele requerir nada menos que 1.400 horas de trabajo. El Actros de Franklin se pidió conscientemente a modo de 2543 LS ENA con una cabina StreamSpace ancha. Había que dejar espacio para la instalación de vacío detrás de la cabina. Este Actros con eje de seguimiento con neumáticos sencillos es 90 centímetros más largo que un vehículo con eje anterior convencional 6x2. «Para el trabajo, la carrocería es muy práctica, por supuesto», afirma Franklin. «Y creo que queda genial a la vista ahora que se ha rellenado con esta instalación el espacio entre la cabina y el semirremolque de cisterna o de silo. Pero el camión también se comporta fantásticamente en carretera y ofrece un confort equiparable al de un coche. ¡No suelo hacer muchos cumplidos, pero es que sencillamente soy un privilegiado!»

Lo más importante: concentración en el trabajo.  

Como conductor de un vehículo asignado fijo, Franklin se siente plenamente responsable de cuidar sus cosas. «No hay que perder nunca la concentración», subraya. «Si no, vienen los accidentes. Todo empieza por comprobar si el sistema está realmente despresurizado al desacoplar la manguera». Por supuesto, también en carretera hay que estar ojo avizor: «La semana pasada, un coche que circulaba por el carril central de la autopista se metió de repente hacia la derecha. ¡Por suerte, entonces entró en acción mi asistente de mantenimiento de distancia! Funciona a las mil maravillas». Si hay algo que Franklin no soporta, es el desorden dentro de la cabina. «Puede decirse que me paso el día limpiando», afirma entre risas. «Me gusta tenerlo todo limpio y ordenado, si no las cosas estropean. Y este camión todavía nos tiene que durar años». Cuando Franklin hace una pausa, a veces echa mano del manual de instrucciones de su Actros. «Me gusta aprender todo lo que pueda, y cada semana me doy cuenta de lo increíble que es este camión. ¡Seguro que me dura como mínimo otros diez años!»


Por lo demás, el nuevo Actros de Franklin es muy especial: Mourik numera cada uno de sus vehículos industriales, y el de Franklin es exactamente el número 2000. Un «modelo aniversario» que, con Franklin, está en las mejores manos.


Fotos: MCR

9 comentarios